Pretensión

Fuerza de pretensión
La fuerza de pretensión tiene el cometido de garantizar una tensión mínima en el ramal flojo, para poder asegurar un correcto engranaje de los dientes de la correa en la polea conducida.
Es muy importante que la pretensión sea suficiente. La fuerza de pretensión necesaria por ramal FV depende de la fuerza tangencial máxima FU, de la longitud de la correa LB (siendo ZB el número de dientes ) y de la geometría del accionamiento.
Los valores indicativos de la siguiente tabla se refieren a tensión por ramal:

Geometría del accionamientoFuerza previa por cada ramal
Transmisión de dos ejes ZB < 60Fv = 1/3 Fu
Transmisión de dos ejes 60 < ZB < 150Fv = 1/2 Fu
Transmisión de dos ejes ZB > 150Fv = 2/3 Fu
Transmisión multieje (longitud) ramal tenso < ramal flojoFv = Fu
Transmisión multieje (longitud) ramal tenso > ramal flojoFv &gt; Fu
Transmisión linealFv = Fu

La resistencia a la tracción del cable debe calcularse a partir de la máxima carga por ramal. En el caso de accionamientos lineales y multieje sumar los valores de pretensión y fuerza tangencial para determinar la fuerza máxima del ramal.
Factores

Rigidez de la correa
El rozamiento (en especial en el ramal flojo) que se produce al engranar los dientes aumenta un aumento de esfuerzo que contribuye también al alargamiento de la correa. Este fenómeno aumenta la posibilidad de salto de diente debido a un engranado defectuoso.
Dado que el alargamiento depende directamente de la rigidez de la correa, podemos deducir que la elevada rigidez de los cables de acero nos permite una relativamente reducida la pretensión.

Fuerza tangencial
El alargamiento del ramal tenso es proporcional a la fuerza periférica, lo que significa que podemos determinar un valor de pretensión que compense la posible excesiva perdida de tensión durante la marcha del ramal flojo.

Longitud de correa
La elongación de la correa que se produce por efecto de la fuerza periférica y las fuerzas de rozamiento es también proporcional a la longitud de la correa. La tendencia al salto del diente o al defectuoso engranaje depende esencialmente de la longitud. Una correa corta solo presentara una leve elongación aún con fuerzas periféricas importantes que produzcan una fricción elevada, del mismo modo aún con fuerzas de pretensión bajas no se presentara tendencia se salto de los dientes; al contrario las correas de pequeño desarollo son más susceptibles a presentar importantes diferencias en el valor de tensión estática por ejemplo en el caso de poleas con valores de concentricidad relativamente altos.

Relación entre las longitudes de los ramales
En el caso de transmisiones multieje es frecuente que el ramal tenso sea sensiblemente mas largo que los ramales flojos, en esots casos un alargamiento incluso si es pequeño del ramal tenso puede provocar una disminución de tensión muy desfavorable en el ramal flojo. Por este motivo la pretensión en estos accionamientos debe ser superior a la fuerza periférica.

Transmisiones de precisión
Con las correas dentadas BRECO, BRECOFLEX y SYNCHROFLEX se pueden conseguir transmisiones de posicionamiento muy precisas incluso con inversiones de marcha, pero para ello es condición imprescindible que la fuerza de pretensión sea de la misma magnitud que la fuerza periférica debida a la carga.


Consecuencias debidas a una pretensión inadecuada

Pretensión insuficiente
  • Tendencia de los dientes de la correa a montarse sobre los dientes de la polea, en el ramal flojo
  • Desgaste de los flancos debido al rozamiento durante el engranado del diente
  • Rotura total de la correa si hay una superposición completa del diente de la correa sobre el de la polea, debido al importante aumento de tensión

Pretensión excesiva
  • Aumento de la carga sobre los ejes
  • Reducción de la potencia transmisible
  • Desgaste prematuro del diente de la correa

Medición de la pretensión con un frecuencímetro
Con el medidor de tensión MULCO podemos medir la frecuencia propia de un ramal de la correa cuando este entra en resonancia. A partir de este valor de frecuencia podremos calcular la pretensión mediante la siguiente expresión:

FV = 4 * m * IT2 * f2
Si hemos definido la pretensión igualmente podremos calcular la frequencia propia con la expresión:
f: frecuencia propia
m: masa de la correa en kg/m
I: longitud del ramal en m
FV:: pretensión del ramal en N